30 mar 0 eventos

    Suscríbete

    Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades.
    He leído y acepto el aviso legal.

    FIPSE invita a los clubes de fútbol a invertir en innovación en salud como palanca de desarrollo de negocio y mejora en el rendimiento deportivo

    02 noviembre 2016
    La medicina regenerativa, la monitorización cardiaca para prevenir accidentes cardíacos, como la muerte súbita en la alta competición, y los avances en la mejora del rendimiento deportivo a partir del entrenamiento de las emociones, son ejemplos de esta innovación.

    El director General de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España, FIPSE, Alfonso Beltrán García–Echániz, animó a los clubes de futbol a impulsar proyectos innovadores de medicina deportiva. Una propuesta que para el Dr. José María Villalón, Jefe del Servicio Médico del Club Atlético de Madrid, tiene toda su lógica porque "los jugadores son el patrimonio de los clubes". Asimismo el Dr Beltrán sugirió a los clubes de futbol españoles, que aprovecharan el talento de nuestros científicos, tecnólogos y clínicos en este ámbito para desarrollar estrategias de aceleración de proyectos con objeto de obtener rentabilidad económica.

    Como Partner Estratégico del World Football Summit, que se celebra en Madrid los días 27, 28 y 29 del mes de octubre, FIPSE organizó una mesa redonda centrada en la innovación en salud y deporte en dos grandes escenarios: la que surge en el ámbito clínico y se traslada al deportivo y la impulsada desde la alta competición y que acaba beneficiando al conjunto de la sociedad. La sesión abordó cuestiones como la medicina regenerativa, la monitorización cardiaca para prevenir accidentes cardiacos como la muerte súbita en la alta competición y los avances en la mejora del rendimiento deportivo a partir del entrenamiento de las emociones.

    Banco de cartílago

    La Dra. Isabel Guillén, Jefe de la unidad de cartílago de la Clínica CEMTRO, explicó las últimas innovaciones en el ámbito de las traumatología como es el uso de la impresión 3D que reproduce las partes dañadas y permite simular las intervenciones y anticipa la posibilidad de fabricar las prótesis "cuando consigamos un material, ‘una tinta' biológicamente compatible con el ser humano". Sin embargo, los desarrollos más innovadores de esta unidad se centran en la medicina regenerativa del cartílago "hemos creado un banco de cartílago donde guardamos muestras de este material biológico que, en caso necesidad, podemos cultivar para restituir el material dañado". Una revolución que ya se está utilizando tanto en deportista de élite como con gente de la calle.

    Camiseta inteligente

    Por su parte, el Jefe del Servicio Médico del Club Atlético de Madrid, Dr. José María Villalón, presentó un proyecto que utiliza una "camiseta inteligente" que permite monitorizar la señal electrocardiográfica de los futbolistas en plena competición "y conocer cómo funciona el corazón de un futbolista en el campo y no en la consulta". El dispositivo desarrollado por la empresa Nuubo, se utiliza habitualmente en el Club y ha demostrado su capacidad para prevenir accidentes cardiacos, entre ellos la muerte súbita, y mejorar los procesos de recuperación.

    Control emocional

    La sesión contó con la intervención del Dr. Carles Soriano-Mas, del Instituto de Investigación Biomédica de Belvitge (IDIBELL), que mostró diferentes tecnologías que permiten conocer, y generar patrones vinculados a las "emociones en el deporte". Emociones que afectan a los jugadores tanto en su respuesta física como en la toma de decisiones, y que influyen en su modo de juego. "Al poder ver un feedback con las regiones del cerebro afectadas, el deportista aprende a crear su propia estrategia para neutralizar sus reacciones".

    Fútbol e Innovación

    Según el Dr. Beltrán, "el fútbol es un marco de trabajo de primer nivel para los equipos multidisciplinares vinculados a la innovación en salud. Equipos que ayudan a mejorar marcas, aplicando la ciencia al entrenamiento, a evitar accidentes y a mejorar diferentes tecnologías médicas, como las relativas a las intervenciones quirúrgicas y a la mejora de los procesos de rehabilitación y recuperación". Sin estas tecnologías, el deporte de alta competición probablemente no sería igual. "Hoy los períodos de baja de cualquier deportista – añadió – se han reducido exponencialmente, volviendo a la competición a pleno rendimiento en tiempos cada vez menores".